Un ritual esotérico para recuperar el deseo sexual y ponerse a mil

un ritual esotérico para recuperar el deseo sexual y ponerse a mil

Un ritual esotérico para recuperar el deseo sexual y ponerse a mil con masajes eróticos bcn

¿Estás pasando por un periodo de falta de deseo sexual con tu pareja?

 No te preocupes, le sucede a todo el mundo y muy especialmente cuando se llevan algunos años de relación. Sin embargo, lo importante no es la pérdida temporal de la pasión, sino el saber cómo recuperar el deseo sexual a tiempo.

¿Qué hacer cuando el deseo sexual se apaga?

Es normal que existan temporadas en las que, sin saber muy bien por qué, el deseo sexual en la pareja disminuye hasta llegar, en muchas ocasiones, a desaparecer. La pasión deja su lugar a la desidia y no hay nada que apetezca menos que hacer el esfuerzo para recuperarla.

Cuando nos ocurre esto, por lo general hay uno de los dos de la pareja, que lo pasa peor, pues lo vive con una sensación de fracaso.

¡Pero no hay nada que temer! Se trata de un periodo de “sequía sexual” totalmente normal y habitual en las parejas. Una vez superado este periodo, todo vuelve a ser como siempre, e incluso se llega a retomar el deseo con más fuerza que antes.

Si es tu caso y ya no sabes qué hacer para recuperar el deseo sexual en tu pareja, hoy vamos a desvelarte un ritual esotérico cuyo poder sin ninguna duda os pondrá a mil. No importa si eres de los que no creen en ello, tu subconsciente colaborará para hacerlo efectivo.

Preparación del ritual

Lo primero, es preparar un ambiente estimulante para sorprender a tu pareja. Ten en cuenta que el factor sorpresa jugará un papel fundamental en la posterior excitación sexual.

Elige un día cualquiera, no tiene por qué ser un día especial. Eso sí, busca uno en el que sepas que nadie os va a interrumpir y además, que coincida con que tu pareja no se encuentre en casa.

Vístete con ropa provocativa, si tienes algún disfraz que represente a una bruja o a un hechicero, es el momento de utilizarlo. No hace falta que el disfraz sea completo, algunos toques en el cabello y en el rostro, sumados a algún brillo sobre tu cuerpo semidesnudo cumplirán de forma excelente con el objetivo.

Cierra las persianas, apaga la luz y enciende cuatro velas rojas. Utiliza uno o dos inciensos aromáticos, pon una música sensual que invite a la relajación y finalmente, ten a mano una foto en la que estén tú y tu pareja solos. Cualquier foto con estas características servirá.

Cuando tu pareja llegue a casa, no le permitas pensar demasiado en lo que está viendo. Si va a hablar, ponle un dedo en la boca y condúcela hasta la ducha. Quítale la ropa y ayúdale a enjabonarse mientras acaricias su cuerpo lentamente. Si le cuesta relajarse y entrar en situación, ha llegado el momento de que le acompañes hasta el sofá o hasta la cama, y le pidas que se acueste.

El despertar de la pasión

Es tiempo de dar inicio al masaje tantra que dará comienzo al ritual esotérico destinado a recuperar el deseo sexual y la magia entre ambos.

Cuando sientas que tu pareja está lo suficientemente excitada, abandona el masaje y pídele que se recueste de espaldas. Acto seguido toma la fotografía y comienza a rozarla sensualmente por todo su cuerpo, mientras repites las siguientes palabras:

Rati, Diosa del amor y de la pasión, 

abre las puertas a nuestro deseo carnal, 

escucha nuestro corazón.

Recita este cántico tres veces, cada vez más cerca de su oído.

Al finalizar, tomad la foto entre los dos y quemad cada una de sus cuatro puntas con la llama de cada una de las cuatro velas rojas. Hecho esto, acomodad la foto a vuestro lado y el hechizo comenzará a desplegar su magia. 

Recuperar el deseo sexual en todo su esplendor

Vuelve a acariciar el sexo de tu pareja delicadamente, mientras lo besas en la boca con pasión.

Cuando llegue el momento de la penetración, hacedlo de forma lenta y progresiva, 

Permaneced quietos uno dentro del otro durante unos segundos, sintiendo vuestros sexos y  sincronizando vuestras respiraciones. En el preciso momento en que el pene pierda un poco su erección, comenzad nuevamente con las caricias de forma pausada y sensual, y repetid ahora juntos las palabras mágicas:

Rati, Diosa del amor y de la pasión, 

abre las puertas a nuestro deseo carnal, 

escucha nuestro corazón.

Recuerda que uno de los puntos esenciales del sexo tántrico, es la no necesidad de alcanzar el orgasmo. Si lo conseguís, bien, si no podéis no pasa nada, continuad con vuestro ritual erótico hasta el fin y disfrutad de la magia de estar juntos.

El deseo sexual permanecerá

A medida que transcurran los días, la foto ligeramente quemada durante el hechizo y el recuerdo del ritual realizado, contribuirá a aumentar el deseo sexual hasta límites que no habíais imaginado. 

Mantened en todo momento la foto a la vista como un potenciador del rito esotérico que habéis compartido, la magia permanecerá intensificando el deseo carnal y el deseo sexual se habrá recuperado.

¡Y no olvidéis regresar por aquí para contarnos los resultados!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *