Tipos de masajes eróticos diferentes al tántrico

Tipos de masajes eróticos diferentes

Tipos de masajes eróticos diferentes al tántrico en Barcelona

El masaje tántrico se defino como la mayor forma de recibir placer en el cuerpo además del sexo, sin embargo, existen otra clase de métodos con el cual podrás estimular a tu pareja a llegar al orgasmo (o no) que también forman parte de los conocidos masajes eróticos.

Clases de masajes eróticos

Masaje artístico: Aunque pueda parecerlo por su nombre, lo cierto es que no necesitas de mayor experiencia o talento para llevarlo a cabo sobre tu pareja. Solo se trata de generar agradables sensaciones pintando con tus manos sobre el cuerpo de la otra persona mientras estimulas sus partes más sensibles. Se recomienda utilizar pinturas hipoalergénicas

Masaje cuerpo con cuerpo: Solo debes aplicar los mejores y más estimulantes aceites naturales sobre todo tu cuerpo y a continuación llenar a tu pareja con ellos frotándote con él o ella completamente. Un momento muy excitante y agradable mientras comparten algo distinto en la intimidad.

Masaje sexual: El masaje más placentero en donde ambos deben encontrarse totalmente desnudos. Tu pareja debe encontrarse acostada boca abajo y tú empezarás a llenarla de caricias desde el cuello hasta los pies, lo mismo boca arriba. El truco en este masaje está en usar todos los recursos de ambos cuerpos hasta llegar al punto en el que no puedan contenerse.

Puntos esenciales para estimular durante un masaje erótico

Al momento de dar un masaje de esta clase es importante conocer cuáles son aquellas partes que para un hombre o una mujer son las que, si se estimulan de la manera correcta, le producirá más placer. De esta manera podremos utilizar diferentes métodos como las caricias o los besos en dichas zonas para seducir a nuestra pareja.

  • Los labios: Tanto para hombres como para mujeres los labios son de las partes más erógenas. Un beso sensual y apasionado es uno de los primeros pasos para lograr el mayor placer.
  • La cara y el cabello: Son de las partes donde se consigue mayor relajación. Puedes dar pequeños besos a lo largo de su cara (mejillas, nariz, mentón) mientras le das suaves caricias desde cuero cabelludo y todo el resto del pelo.
  • El cuello y los oídos: El lugar indicado para empezar a subir un poco el tono y excitar a tu pareja un poco más. Mientras acaricias otras partes de su cuerpo durante el masaje, puedes empezar a darle besos desde los hombros, pasando un buen rato por el cuello y así terminar en las orejas. Mientras más vas avanzando en el masaje, puedes aumentar la intensidad de este estímulo.
  • Los brazos y las piernas: Para esta zona es importante resaltar en los brazos la parte contraria a los codos, dándole tiernos besos y presiones suaves. Para las piernas, es importante acariciar los muslos, mientras más cerca del área genital, mejor.
  • Espalda: La zona para la relajación y los masajes por excelencia, si vas a excitar a tu pareja es importante que te esfuerces por aumentar la relajación al máximo. Al final esto significa más placer.
  • Los senos: En el caso de las mujeres es un punto de excitación muy importante. Si los estimulas de la manera adecuada, puede significar el siguiente nivel. Por supuesto, los gustos para cada mujer en este aspecto varían, no dudes en probar diferentes formas hasta que logres tu objetivo.
  • El monte de venus: Es una zona para llenar de besos y caricias antes de pasar a directamente al área genital, al sexo oral o a la penetración. A este punto, tu pareja tiene que tener claro que harás lo que necesite para lograr el mayor placer.
  • El clítoris: Probablemente la zona erógena por excelencia de la mujer. Es muy sensible y cuenta con muchas terminaciones nerviosas, por ello es importante tratar de ser cuidadoso con nuestras caricias para no lastimarla. Puedes variar la intensidad si así ella lo desea.
  • El glande: Muy parecido que la parte del clítoris, pero en los hombres. A él le gustará que frotes tus manos en él, incluso bajando suavemente a la base del pene y utilizar un poco tus labios.
  • El Hélix: Es la parte de la vagina que se encuentra entre el clítoris y los labios menores. Para estimularlo usa la yema de los dedos o los labios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *