¿Por qué nos gustan los masajes?

¿Por que nos gustan los masajes?

¿Por qué nos gustan los masajes? ¿Dar o recibir?

Cuando empezamos a recibir masajes de manera frecuente, masajes de manos de una profesional, muchas veces no podemos evitar que se convierta en una especie de adicción ya que nos ayudan a superar ciertos tipos de dolencias que nos llegan a aquejar durante nuestro día a día como lo pueden ser una mala circulación, dolores en ciertas zonas del cuerpo, espasmos, tensiones musculares y más comúnmente el estrés. A continuación te decimos nuestras razones de por qué nos gustan los masajes. 

  1. Hace que posibles contracturas no se lleguen a presentar cuando alivian los dolores en la espalda.
  2. Todas las tensiones que podamos tener en nuestro cuerpo y que de otra forma no podrían desaparecer, son liberadas mediante la presión adecuada en los músculos.
  3. Hacen que, al menos durante unos momentos, todos los problemas que aquejan tu mente se despejen y solo se dé lugar a la relajación total sin pensar en nada más.
  4. Existen estilos de masajes (como el sueco) que nos tratan con delicadeza y son lo más preciso para aliviar ciertas dolencias.
  5. Si somos deportistas o al menos somos personas que realizamos entrenamientos físicos frecuentemente, son nuestros mejores aliados para aliviar posibles lesiones y nos ayudan a una rápida recuperación de todo el desgaste sufrido en las sesiones.
  6. Son un complemento sexual perfecto sirviendo como un placentero juego previo mejorando así la vida íntima de una pareja.
  7. Después de cada sesión de masajes, sentimos un agradable bienestar general mientras nuestro cuerpo se va regenerando.
  8. Son un placer para el cuerpo que todos merecemos tener alguna vez.
  9. Son una terapia recomendada para pacientes con depresión y/o ansiedad.
  10. Nos ayudan a dormir mejor sin tener que recurrir a medicamentos contra el insomnio.
  11. Aunque te podría parecer costoso o innecesario, es indescriptiblemente placentero realizarlos de manos de un masajista profesional.
  12. El masaje tailandés aún hoy en día sigue siendo una de las terapias de estiramientos más efectivas donde el profesional golpea suavemente el cuerpo del paciente con sus talones y le hace realizar posiciones que no tienen nada que envidiarles a las del yoga.
  13. Terapias como la reflexología que busca conseguir enlaces de orejas, manos y pies con el resto del cuerpo resultan increíblemente adictivas.
  14. Como ya te has podido dar cuenta, existen una gran variedad de clases de masajes siendo cada una más popular que la otra.
  15. Es un remedio muy efectivo en contra de la migraña, reduciendo instantáneamente los dolores de cabeza mediante la relajación.
  16. No son beneficiosos tan solo para los músculos sino que además ayudan a prevenir enfermedades óseas.
  17. Te hacen lucir con una figura más esbelta sintiéndote más atractivo/a
  18. En conjunto con otras actividades que relajen, pueden ser un gran plan para realizar durante un día de pareja.
  19. Te harán aumentar tu rendimiento en las actividades diarias mejorando tu capacidad mental al hacerte sentir bien descansado y con una actitud de mayor vitalidad.
  20. Son la mejor forma de incentivarte para ir a trabajar con ganas el día en que vayas a una sesión.

¿Qué es lo que realmente preferimos, dar o recibir?

Aunque parezca que todo el lado placentero se lo lleva quien los recibe, ciertos estudios realmente han demostrado que los beneficios de un masaje van también para quién los da; lo que los convierte en la actividad perfecta para disfrutar en pareja.

Y aunque parezca que generalmente a las mujeres solo les gusta recibir los masajes, lo cierto es que en la mayoría de ocasiones ellas prefieren turnarse con su pareja para aliviarse las tensiones y el estrés de igual manera. Con los hombres no cambia mucho este hecho; sobre todo porque en ambos casos terminan resultando como un estímulo de sexualidad.

Eso sí, a todos nos gustan las cosas bien hechas y en el caso de los masajes ocurre exactamente igual. Resulta una experiencia totalmente desagradable cuando en lugar de estimular nuestra relajación y aliviar cualquier dolencia nos provoquen desgraciadamente todo lo contrario generándonos dolores en la espalda o que algún estiramiento equivocado nos traiga resultados fatales.

¡Nosotros amamos los masajes, date una oportunidad de cambiar tu vida con estas maravillosas terapias de relajación!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *