Masaje tailandés en combinación con el yoga

Masaje tailandés en combinación con el yoga

Masaje tailandés en combinación con el yoga

El masaje tailandés es una forma de relajación milenaria con la cual nuestro preciado yoga se complementa de gran manera, en este artículo te explicaremos todo lo que debes saber acerca de este tipo de masaje y de cómo, en combinación con el yoga, puede brindar notables mejoras para la salud en diversas maneras distintas de aquellos a quienes va dirigido.

Este masaje debe su origen al país de la india, desde donde ya hace más de 2000 años fue llevado a Tailandia gracias a médicos de la medicina ayurvédica y monjes budistas. Es un masaje que pone en práctica técnicas de estiramiento pasivo y de ahí su semejanza con el yoga.

¿Qué es el masaje tailandés y cuáles son sus beneficios?

Creo que todos ya conocemos cuales son los beneficios que nos aporta el yoga, por ello en este apartado solo vamos a exponer un poco sobre todo lo que probablemente no conozcas acerca del masaje tailandés.

Lo que primeramente hay que conocer es que este es un masaje que se lleva a cabo en algún tipo de colchoneta o colchón sobre el suelo, donde el receptor del mismo debe llevar el ropaje más cómodo que le sea posible mientras se deja inundar por un ambiente muy cálido y armonioso en casi completo silencio, donde se perciben distintos y agradables aromas de los distintos aceites.

Este es un tipo de masaje que se considera distinto a todos los demás masajes tradicionales, ya que la masajista se encarga de colocar todo el peso de su cuerpo sobre el receptor del masaje aplicando técnicas tanto de presión como de estiramiento. El objetivo principal de este masaje es armonizar y relajar al receptor.

A la hora de la realización de un masaje tailandés se deben tener en cuenta varios puntos: principalmente que este es un masaje que se puede aplicar cualquier persona, sin embargo, está dirigido principalmente a mujeres embarazadas, gente de 3ra edad y personas que estén sometidas a altos niveles de estrés. Otra cosa a tener en cuenta es el tamaño de la persona a la que se le realizará el masaje, ya que es muy importante que la colchoneta en donde se llevará a cabo el mismo sea acorde al tamaño de él o ella para evitar cualquier tipo de incomodidad y que la masajista considere sus limitaciones.

Se desarrolla en distintas etapas o sesiones, la primera dura entre 1h y 1h y media y las demás se realizarán en función de las necesidades de cada receptor.

¿Por qué combinar estas maravillosas formas de relajación?

Principalmente porque el masaje tailandés ayuda directamente a la práctica del yoga, pero ¿Cómo lo hace? Pues a continuación te lo explicamos:

Muchas personas llaman “El yoga de la gente perezosa” al masaje tailandés por el hecho de que la mayoría de las posturas que la masajista aplica sobre el receptor son los mismas que se practican en el yoga. Las asanas son aplicadas con el masaje. En líneas generales, el masaje tailandés aportará muchos de los mismos beneficios que aporta el yoga sin tener que el receptor tener que mover ni un músculo ya que el trabajo lo realizará la masajista.

Y al igual que el yoga, la aplicación de este masaje también ayudará a equilibrar las funciones de los 4 elementos fundamentales encontrados en el cuerpo que son: la tierra (huesos y músculos), el agua (sangre), el fuego (metabolismo), y el aire (Respiración y circulación) todo ello con el fin de contribuir contigo a que puedas llevar una vida más sana por medio de la relajación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *