Experiencia con una masajista erótica

masajista erotica en barcelona

Mi experiencia completa con Inda masajista erótica

Hoy os traemos un artículo que nos ha enviado Eduardo, un cliente asiduo a nuestro centro de masajes asiáticos en Barcelona. Eduardo nos cuenta su experiencia con nuestra nueva masajista relax Inda, con todo lujo de detalles sobre un encuentro tántrico en nuestras instalaciones.

Ficha técnica

Duración del masaje: 1 hora

Tipo de masaje: Masaje extreme con gel Nuru.

Fotos: 100% reales. Ni más ni menos, las fotos están retocadas pero es ella realmente la de las fotos y su cuerpo no difiere de las mismas.

Cara: Rasgos asiáticos, es muy guapa y tiene una carita muy morbosa. Sus ojitos marrones son los ojos de una gata en celo. Sus labios son carnosos y los lleva pintados de un rojo chillón que da color a todo su rostro. Muy sensual !

Edad: En su ficha pone que tiene 27. Yo de entrada pensé como pasa en muchas ocasiones, que acortan su edad en su ficha. Pero no, también le habría puesto 25 o 26 tranquilamente.

Pecho: Lo primero que pensé al ver esos imponentes pechos en las fotos de su ficha es que estaban retocados y levantados. Pues tengo que decir que son reales como la vida misma, unos pechos enormes, firmes, y redondos con unos pezones ya de por si erectos en estado natural.

Como masajista: Se nota que proviene de tierras asiáticas por sus innumerables técnicas. Te realiza el masaje con las manos, brazos, pechos, culo, piernas…

Eyaculación: Si, una de las más largas y duraderas de mi vida, exquisita.

El Masaje

Llego a mi cita con Inda un caluroso martes de principios de Julio. Barcelona está inmersa en una ola de calor que hace insoportable andar por la calle. Dejo el coche en un parking situado a una manzana y llego empapado.

Inda me abre la puerta y me recibe con una batita negra que deja entrever un generoso escote propulsado por esos inmensos pechos que ya he visto en sus fotos. Me da 2 besos con esos labios carnosos que me saben a gloria.

Me hace pasar a la suite, pertinentemente dotada de aire acondicionado que me da un reconfortante soplo de aire fresco, y me indica que me despoje de mis prendas y me prepare para una ducha erótica con ella (yo no recordaba que el extreme incluía una ducha erótica con la masajista, por lo que mi rostro se transforma en una inmensa sonrisa de satisfacción).

Ducha erótica con la masajista

Entro en la ducha, y mientras me estoy refrescando, a los 2 minutos aparece ella y deja caer deslizándose la bata negra por su cuerpo. Entonces es cuando por primera vez veo su esplendoroso cuerpo marcado con esos descomunales pechos talla XXL frente a mi a plena luz (la suite está iluminada con la penumbra de las velitas, pero el baño tiene algo más de luz).

Seguidamente entra en la ducha y me dice que me gire. El agua cae sobre mi mientras empiezo a notar sus manos deslizándose desde la espalda hasta mi culo. Coge jabón y empieza a enjabonarme por completo, y cuando llega a mi miembro viril yo ya estoy palote. Ahora es cuando siento por primera vez rozar en mi espalda sus pezones duros como si de dos pitones se tratara. Se da la vuelta y empieza a hacer fricciones con su culo hacia el mío. Ohhhhh, como me gusta, me estoy poniendo cardíaco y aun no he empezado el masaje.

Ella sigue a lo suyo dándome la vuelta y frota su cuerpo sobre mi miembro mientras sus pechos se respaldan sobre los míos. Entonces decido poner las manos en el asador y apretar sus nalgas fuertemente hacia mí. Ella coge el mando y empieza a hacer un movimiento que desliza perfectamente con el jabón impregnado en mi miembro. No tardo mucho en llegar al punto crítico de querer eyacular y le digo ‘para, que falta el masaje’. Y ella me dice, ‘tranquilo, luego volverás a eyacular’ (segunda sorpresa, el extreme lleva consigo 2 terminaciones !!! yujuuuuu, he triunfado pienso); y no tardo en correrme.

Terminamos la ducha, y me voy directamente al tatami. Ella me pregunta si quiero tomar algo y le pido un agua fresquita. Me he quedado relajadísimo, la música tantra ya está sonando y me siento como en el edén. A los minutos vuelve con una bandeja de madera que sostiene el botellín de agua y un vaso, así como adornada con pétalos de rosa. Qué detallazo !

Tomo un sorbito de agua (tenía la boca seca) y ella se despoja de la toalla y me indica que me de la vuelta.

Masaje japonés con gel Nuru

Entonces me doy cuenta que sobre el tatami hay una funda diferente a lo habitual y le pregunto, ‘Qué es esto?’. Y ella me dice ‘son unas nuevas fundas autodeslizantes especiales para gel Nuru. Woww, me gustan las sorpresas!!!

A estas que me susurra al oído ‘déjate llevar y sígueme el ritmo’. Yo no sabía a que se refería con ‘Sígueme el ritmo’ pero me doy cuenta muy pronto de ello. Después de unos minutos recorriendo mi cuerpo desde los pies hasta los hombros masajeándome e impregnándome el cuerpo con el gel nuru, se empieza a deslizar sobre mi e impregnarse ella sobre la lona. Me dice que me de la vuelta y sigue impregnándome, y ahora es cuando me sorprendo al empezarme a deslizar solo como si de un tobogán de parque acuático se tratara…

Esto de la sábana autodeslizante para nuru es la rehostia !! increíble como ella se mueve y yo le sigo el ritmo y nos autodeslizamos como si de una cama de agua se tratara. Sencillamente brutal, el mejor cuerpo a cuerpo que me han hecho nunca.

Sin duda su técnica de masaje es sublime, se nota que sabe un montón. Pero lo mejor sin duda es sentir esos torpedos erectos encima de mis carnes. Ella se da la vuelta sobre mi y es ahora cuando por fin puedo tomar cartas en el asunto y tomar esos pechos con mis manos. Están duros, pero no parecen operados… son perfectos. A estas, yo ya estoy con una erección del copón, ella me está masajeando las partes bajas y la zona perianal.

Mi estado de excitación es tremenda, y después de pasar por varias posiciones Tantra o del Kamasutra (sinceramente se la diferencia, pero todas molan), toma posición estratégica en mis partes bajas y se focaliza en esa zona. Ella está posicionada de forma que tapa mi visión del miembro… pero para eso existen esos 2 espejos colocados en ambos lados por los que la espío y me pongo aún más cachondo. Opto por cerrar los ojos y dejarme llevar mientras empiezo a notar que estoy a punto de eyacular, pero lo para a tiempo y empieza a acariciarme… ufff esto si es una buena retención de eyaculación !!!. Vuelve a lo suyo y yo no puedo más, ella lo nota y deja fluir lentamente hasta que termino corriéndome. Ha sido la corrida más placentera de mi larga trayectoria.

Ella se muestra entonces complaciente y me obsequia con unas caricias que realiza con las uñas de sus dedos y me entra un escalofrío que invade todo mi cuerpo. Wowww, mejor imposible. Y entonces sale un momento de la estancia para volver al cabo de unos minutos con una bandeja con unas toallitas.

Coge una de las toallitas, la abre, y me la pone encima de la pierna, y sorpresa!! hago un ‘uy’. Sí, está caliente, y huelo un aroma a hierbas. Ohhhhh, menudo colofón. Me va poniendo varias de estas toallas por todo el cuerpo, pero no puedo describiros la sensación, indescriptible. Le pregunto por este tema y me dice que estas toallas relajan y a la vez absorben todo el gel o aceite, y están aromatizadas. Qué gusto!.

Una vez pasan unos minutos, paso a la ducha, me maqueo, y me voy. La masajista erótica en Barcelona se despide de mi y me desea que lo haya pasado bien. Vaya que si lo he pasado bien, repetiré con Inda masajista relax la próxima semana.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *