Entrevista masajista Ares

entrevista masajista erótica barcelona

Desde Masajes eróticos BCN hemos pensado que la mejor forma de conocer a fondo a nuestras masajistas, a parte de disfrutar de un masaje con ellas, es ofreceros una serie de entrevistas personalizadas con cada una de ellas.

Así, no solo las conoceréis íntimamente sino también podréis saber cual es su forma de pensar, sus preferencias, y sus secretos mejor guardados…

Empezamos hoy con Ares, bellísima masajista catalana que solo con ver su cuerpo se te quita el hipo !!. Ella es humilde, discreta, exhuberante, y extremadamente intuitiva en sus masajes.

Ares, ¿Cómo llegaste al mundo del masaje erótico?

Hola. Yo soy titulada en quiromasaje por lo cual ya llevaba en la sangre el tema de los masajes antes de introducirme en este mundo.En verdad cuando terminé de realizar mis estudios de quiromasajista solo encontré sustituciones y trabajos bastante precarios por lo que decidí ejercer de masajista erótica en un centro de masajes tantra. Una salida como muchas otras en época de crisis, pero por lo menos puedo ejercer de mi profesión y tener un sueldo mucho más respetable.

¿Cómo fue tu primera vez?

Como cualquier otra, con algunos nervios lógicos y la excitación de la incertidumbre por hacerlo lo mejor posible y que mi primer cliente quedara contento.

¿Lo quedó? (risas)

Sí, claro !! (exclama una afirmación contundente). En cuanto al masaje en si ya tenía experiencia y para eso tenía a mi novio para practicar (risas). Y también unos días antes, mis compañeras de centro me instruyeron en las cosas más técnicas del tantra. Quedó encantado !!

Defíneme como son tus masajes, en pocas palabras

Intensos, pasionales, liberadores.

¿Por qué dices ‘liberadores’?

Porque cuando una persona viene a hacerse un masaje, viene a liberarse y dejarse llevar. Y yo lo mismo, me libero, me transformo. No soy la misma, una vez entro en la suite vivo cada masaje como si fuera el último e intento dar el máximo de placer… y recibirlo. (sonrisa picarona).

¿En serio?, ¿Has sentido placer alguna vez realizando un masaje?

Pues claro, sí ! ¿Te crees que soy de piedra? (risas). Ni soy de piedra ni soy tonta; intento transmitir toda mi energía, todo mi karma, dar placer, pero también deseo recibirlo. Así es mucho más intenso, yo no finjo… si el cliente está receptivo y sabe como acariciarme, habrán fuegos artificiales (risas otra vez).

¿Tienes clientes asiduos?

Sí claro, desde que estoy en el centro me he ido haciendo una cartera de clientes, los cuales confían y piden por mi asiduamente.

¿Y no se cansan de pedir siempre a la misma masajista? ¿Qué les das?

No, se crea una especie de confianza y complicidad entre el y yo. Es como cuando vas a tomar un cortado siempre al mismo bar, el camarero ya sabe si lo quieres corto o largo de café. Pues aquí igual, yo ya se lo que quiere y le gusta, aunque siempre me gusta sorprender y tengo muchos golpes escondidos ! (vuelve a sonreír).

A unos les doy masajes más técnicos o puros. A otros les gusta más el postureo y la compenetración entre masajista erótica y cliente. También les gusta mucho mi carácter extrovertido y mi filosofía de vida.

¿Te respetan los clientes?

¡Más les vale! Ante todo, en un servicio de masaje erótico tiene que haber erotismo, sensualidad, relajación, placer; pero lo primero es el respeto mutuo entre ambos. Si se falta el respeto, me levanto y me voy.

¿Alguno se ha intentado sobrepasar alguna vez?

Por lo general no. Los clientes suelen ser muy respetuosos y majos.

¿Cuál es el tipo de cliente que suele visitar vuestro centro?

Por lo general es de un target o clase medio – alto. Por la ubicación del centro viene mucha gente de la zona alta de Barcelona. Les pilla cerca, y tienen unas instalaciones de alto standing, una higiene impecable, y los mejores productos del mercado.

Bajo tu opinión, ¿Cuál es el secreto de un buen masaje erótico?

Ser tu misma, dejarte llevar, conectar con la música tantra especial que ponemos en nuestro hilo musical para seguir su ritmo y dejarte llevar. El buen masaje es el que no te das cuenta y ha pasado la hora, porque quiere decir que lo has disfrutado y se te ha hecho corto. Por supuesto, el cliente debe terminar extasiado y a la vez totalmente relajado… en una nube. Ese es el secreto.

¿Has trabajado en otros centros previamente o este es el primero?

Fue el primero. La verdad, tuve mucha suerte porque me han contado lo que hay por ahí y las condiciones en otros centros y nada que ver con como estoy aquí. En nuestro centro de masajes eróticos se siguen estrictas normas de higiene y limpieza, se realizan controles sanitarios, estamos dadas de alta y cotizando, y te podría seguir contando un largo etcétera de cosas que nos diferencian… pero lo mejor que puedes hacer es venir un día y probar un masaje (otra de esas sonrisas pícaras que la caracterizan).

¿Qué es lo más raro que te han pedido?

Hummm, esto ya es muy privado ehhh (frunce el entrecejo con media sonrisa). En más de una ocasión me han comido los pies !!

¿Y eso? Cuéntame

Pues eso, algún que otro fetichista me ha tocado que le encantan mis pies y disfruta mirando y acariciándolos o lamiéndolos. A raíz de ello, el centro puso un masaje especial para fetichistas. También, lógicamente, parte del masaje se realiza con los pies igual que la terminación.

¿No te resulta embarazoso?

Porqué??? qué va !! ¿Y lo bien que me lo paso yo mientras me hacen cosquillitas en los pies?

¿Tienes alguna meta, algún sueño?

Claro, ahorrar y con el tiempo montar mi propio gabinete de quiromasajista y ser mi propia jefa.

Por último, me gustaría que aconsejaras a las personas que te leen y no han probado nunca un masaje erótico. ¿Por qué deben probarlo?

Por supuesto. Yo les diría que ni se lo piensen, lo mejor es coger el teléfono y llamar ya mismo sin pensárselo 2 veces (risas).

Ahora en serio, algunos clientes me han comentado que les costó concertar cita la primera vez, siempre hay dudas ante lo desconocido. Pero yo os digo que no os arrepentiréis: se os mimará, acariciará, alcanzaréis un estado de relajación insuperable, y tendréis un masaje final feliz inolvidable.

 

Ha sido una de las entrevistas más divertidas que haya realizado. Ares es jovial, divertida, risueña, tiene don de gentes, y lo mejor de todo: se le nota que disfruta realizando su trabajo y eso la hace feliz.

Si quieres conocer a Ares y recibir un estupendo masaje erótico intenso y liberal, pide tu cita telefónicamente y disfrutarás con ella como nunca antes hayas imaginado. Yo ya lo he hecho en esta entrevista.

¿Nos vemos en la próxima?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *