Entrevista Eva masajista tantra

centro de masajes eróticos en barcelona

Hoy os traemos una segunda entrevista dentro de nuestra ronda de conversaciones con las masajistas eróticas más emblemáticas de nuestro centro Masajes Eróticos BCN, para que así las podáis conocer mucho mejor antes de solicitar un servicio con ellas.

El turno de hoy es para Eva, la más emblemática y veterana de nuestro centro ya que lleva más de 3 años con nosotros dando placer y buenos masajes a cada uno de nuestros selectos clientes. En la misma nos descubre algunos de sus secretos y anécdotas:

Buenas tardes Eva, tu eres la ‘veterana’. ¿Cuál es el secreto para mantenerte durante tanto tiempo en un mismo centro?

Aquí en ‘MEB’ realmente estoy muy a gusto. El trato hacia nosotras es impecable, estamos aseguradas, hay mucha higiene, y entre las chicas nos llevamos muy bien. Todas trabajamos y nos ayudamos… prefiero estar en el mismo centro si me siento a gusto y respetada, así también me hago mi propia clientela con clientes fijos todas las semanas. ¿Para que voy andando cambiando como otras si yo estoy bien aquí?.

Tu especialidad son los masajes para parejas. ¿Cómo funciona eso? 

Hay parejas que se quieren dar un caprichito y relajarse para empezar o terminar la semana de una forma distinta, fuera de su entorno o zona de confort propia. Es una experiencia sensorial que recomiendo a todas las parejas, sean o no abiertas de mente.

¿Y cómo te llevas con ellas?

Muy bien, a mi me encantan las mujeres, y también me encanta que ellos se pongan celosos (risas)

¿Celosos?

Sí, ellos se piensan que en los masajes eróticos para mujeres ellas no gozan tanto como ellos, y están equivocados. Al ver como ellas se lo pasan en grande y pueden llegar a retorcerse de placer durante mucho más tiempo que ellos, alguno se ha puesto celosillo alguna vez… pero al final es un juego y procuro que los dos disfruten al máximo y al final los dejo solos para que terminen la faena.

¿Cómo que los dejas solos?

Claro, una vez les he realizado el masaje ya sea yo sola o también con un masaje a cuatro manos junto a otra masajista tantra, y ya han obtenido su primera terminación, los dejamos solitos un ratito para que puedan tener la experiencia de ‘hacerlo’ en un ambiente distinto al de su casa.

Parece una muy buena experiencia…

Lo es, no es lo mismo que un hotel. Aquí tienen un ambiente zen único y se han podido relajar por separado y obtenido una gran dosis de morbo al ver como el otro ha estado con una masajista íntimamente. Luego saltan las chispas entre ellos y por lo que cuentan es una experiencia única de plenitud sexual.

¿Y si te pidieran que te quedaras a mirar?

Ya lo han hecho (sonrisa pícara). Pero depende de cada situación y de la pareja que me toque, y eso ya sería un extra que no entra en el masaje ya que es fuera del mismo.

Volviendo a lo de antes, comentas que te gustan las mujeres…

Si claro, me vuelvo como loca cuando me entra un servicio para una mujer. ¿Cómo no me van a gustar? es un royo diferente al de los hombres.

Pero, ¿Eres lesbiana?

Que va, me gustan los hombres pero también me encanta darle placer a una mujer, nos lo pasamos muy bien. Eso sí, como pareja prefiero al hombre, pero para un ratito con las mujeres me llevo muy pero que muy bien (risas). Como las mujeres nos conocemos muy bien a nosotras mismas y a nuestro cuerpo, quien mejor que otra mujer para tocarte los puntos más sensibles y placenteros.

Me he informado un poco y veo que eres Canaria. Se nota en tu carácter abierto, dulce, servicial, y divertido isleño. ¿Pones el mismo ímpetu en tus masajes?

Clarooooo, hago cada masaje como si fuera el último de mi vida (risas). Me gusta darlo todo, sentirlo, ser dulce cuando hay que serlo y también servicial dando masajes con mimos y caricias a tutiplén. Pero también se dar mucha caña a los masajes cuando hay que darla ehh (se pone seria). Igual que utilizar mis técnicas únicas para provocar el máximo placer y retener la erupción todo lo que sea necesario.

¿Te excitas durante un servicio?

¿Estás de broma? Pues claro. ¿O te crees que no soy de carne y huesos como tú? (sonríe). Le pongo mucha pasión a mi trabajo y ya que estoy en materia también aprovecho para gozar un poco y darme una alegría al cuerpo, aunque a veces lo disimulo un poco para que el cliente tampoco se emocione demasiado.

¿No es mejor que el sienta que tu también sientes placer?

Si es un interactivo si, entonces me dejo llevar y doy todo de mi ya que el roce hace todo lo demás. Pero cuando no es interactivo procuro contenerme porque ya que no puede tocarme.

¿Por lo tanto, desde aquí recomendamos como experiencia total el masaje interactivo?

Por supuesto, el 90% de los clientes optan por los masajes con esa opción. Aunque hay algunos que aun prefieren la relajación absoluta y no interactuar con su masajista.

Para terminar Eva, defínete a ti misma como masajista

¿Que me defina? … Pues yo diría que soy caliente, pasional, extrovertida, masajista profesional titulada, y siempre busco la química y complicidad con el cliente. Al que se porta bien, le doy un extra de mimos y caricias para que se vaya del centro como en una nube. (risa pícara)

Genial Eva, creo que has definido perfectamente lo que cualquier cliente puede llegar a obtener de ti, que no es poco: el mejor masaje erótico de Barcelona con implicación, cariño, y dulzura, con la tenacidad de una masajista tantra que vive por y para satisfacer las necesidades de clientes exigentes. Muchas gracias por dedicarnos tu tiempo !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *